Santiago de Compostela: La playa de Carnotää y el hórreo más grande